Այցերու գումար - Total Pageviews - Total de visitas

26.9.11

Un investigador escocés y la "hospitalidad" azerí en Najicheván

Harut Sassounián
 
El investigador escocés Steven Sim informó sobre sus problemáticas experiencias en Najicheván, un territorio armenio histórico ahora ocupado por Azerbaiján. Dado que el revelador informe de Sim, de 2006 (*), no ha sido adecuadamente publicitado en los medios internacionales, me gustaría presentar aquí algunos de sus puntos más relevantes.
Sim afirmó haber entrado a Najicheván por tierra desde Turquía y viajado a la aldea de Abrakunís, en el valle de Yerndjak. Cuando preguntó a un chico de 12 años sobre una antigua iglesia allí localizada, éste apuntó hacia un lote de tierra vacío.
Sim luego visitó Bananiyar, conocido por los armenios como Aparank, donde, informó, “al menos hasta la década de 1970 había algunas ruinas de una gran iglesia medieval localizada en una altura, en el medio de la aldea. Ahora hay una mezquita construida sobre los cimientos de la antigua iglesia”. En Norashén, existían dos iglesias armenias y un cementerio en el ángulo noroeste de esta aldea. No encontró huellas ni de ambas iglesias, ni del cementerio.
En su tercer día en Najicheván, cuando viajaba por tren a Djulfa, Sim observó los restos del cementerio de Djughá. Informó que había visto “la ladera de una colina cubierta por placas de piedra, esparcidas sobre tres cadenas. Todas las lápidas habían sido derribadas sin excepción”.
En Ordubad, Sim fue conducido a la comisaría, donde le registraron su bolso, a la vez que lo interrogaron sobre el propósito de su visita. Luego lo pusieron en el siguiente omnibus hacia la ciudad de Najicheván. Desde allí fue a Shurut, que supo ser “una pequeña ciudad armenia en el Medioevo tardío, con iglesias, escuelas, monasteries, centros de copiado de manuscritos y varias decenas de miles de habitantes”.
En la vecina aldea de Krná no había huellas de la iglesia armenia local. Igual era el caso de la aldea de Gah, Cuando preguntó a un transeúnte sobre la iglesia en Shurut, se le dijo que había sido destruida.
En Shurut, un grupo de aldeanos confrontó a Sim. Cuando dijo que había ido a ver la antigua iglesia, le dijeron que nunca había habido una iglesia en su aldea. Al abandonar Shurut, un taxista dijo a Sim que los aldeanos habían llamado por teléfono a la policía en Djulfá y que oficiales de policía probablemente estarían esperándolo en algún lugar en el camino.
Un auto, por supuesto, estaba esperando a Sim. “Un policía entró en el asiento de atrás del taxi y me preguntó si tenía un mapa topográfico y un libro etnográfico”. Cuando Sim le contesté que no, el policia revisó brevemente su bolso.  En Djulfá, Sim se detuvo en los cuarteles de policía, donde volvieron a revisar su bolso. Después de esperar en un corridor por un rato, Sim fue llevado al hotel Araz de la ciudad. Lo escoltaron a un jardín detrás del edificio. Finalmente, le permitieron irse después de tres horas. Todo lo que había en el “bolso fue extraído y cuidadosamente examinado y el bolso mismo fue revisado en busca de compartimientos secretos. Esto duró unos 15 minutos, sin que se pronunciara palabra alguna”.
Le preguntaron a Sim por su trabajo: cuánto ganaba, quién le pagó para venir a Najicheván y por qué iba a gastar su propio dinero para venir aquí, Los oficiales examinaron cuidadosamente la libreta de apuntes de Sim y verificaron todas las fotografías almacenadas en su cámara digital. Mostraron mucho interés por una fotografía que había tomado en la ciudad de Najicheván. “Era de una placa de piedra que había visto en los jardines frente al mauseoleo de Momina Hatún, rodeado por una gran colección de lápidas con forma de cabras. Había una cruz esculpida sobre esta piedra que surgía de una base rectangular”.
Los funcionarios azeríes le dijeron que no era una cruz. Sim les dijo que había leído sobre la cruz en un libro armenio. Respondieron coléricamente: “Es falso. Le han mentido. Vea, los armenios siempre mienten; le mienten a todos”. También declararon que “nunca hubo ninguna iglesia Armenia en ninguna parte de Najicheván. Nunca vivieron armenios aquí, entonces ¿cómo podría haber habido iglesias?” Los azeríes dijeron a Sim: “Pensamos que usted no está aquí con buenas intenciones hacia la república    azerbaijana”.
Sim declare que sus desagradables experiencias en Najicheván arrojaron “cierta luz sobre las actitudes que Azerbaiján abriga hacia los armenios y todo lo armenio”. El informe muestra por qué es imposible que los armenios de Artsaj (Karabagh) vuelvan a vivir nuevamente bajo la opresiva dominación azerí. Si un visitante escocés es tan mal tratado, imaginen cuánto peor trataron los azeríes a sus subordinados armenios en Artsaj hasta su liberación.

“Asbarez” 
Traducción de Vartán Matiossián
(*) N. del T.: El informe de Sim, en su original en inglés, está disponible en www.djulfa.com

No comments:

Post a Comment