Այցերու գումար - Total Pageviews - Total de visitas

22.7.16

De la desobediencia civil a la violencia armada: los acontecimientos políticos en Armenia


Arminé Ishkanián
Traducción de Alejandro Daniel Dorumián


El domingo 17 de julio un grupo de hombres armados que se hace llamar Sasna Dzrer (temerarios de Sasún) ingresó a la comisaría de Erebuní en Ereván y tomó como rehenes a varios policías. Al 19 de julio el asedio continúa, pero el análisis adecuado de por qué se produjo este evento ha sido poco
Según el comunicado emitido por Sasná Dzrer el domingo, su "principal demanda" es la renuncia del presidente de Armenia Serzh Sargsyán y el establecimiento de un nuevo gobierno. Demandas adicionales incluyen la liberación de su amigo y compañero de armas Jirair Sefilyán, junto con otros presos políticos.
El asedio actual de la estación de policía de Erebuní está conectado con la reciente guerra de cuatro días en Karabagh; el grupo acusa a las autoridades actuales de "poner en peligro la seguridad" del país. Afirman que los medios pacíficos de protesta y movilización han fallado y, por esa razón, han llegado a la conclusión de que "la única manera de salvar el futuro de la nación [Armenia] y la patria es a través de la revuelta popular y de una rebelión armada".
Como era de esperar, el gobierno de Armenia, los políticos pro-gubernamentales y algunos comentaristas políticos han condenado enérgicamente las acciones, mientras algunos las han etiquetado de plan terrorista y a los organizadores, de terroristas.
Para ser muy clara, de ninguna manera justifico el uso de la violencia. Sin embargo, como estudiosa de la sociedad civil y los movimientos sociales, que ha estudiado los movimientos y organizaciones de la sociedad civil en Armenia desde hace muchos años, mi objetivo en este artículo es el de proporcionar un contexto más amplio y análisis de los eventos que se desarrollan y los factores causales.
En otras palabras, me pregunto: ¿por qué sucede esto ahora y cómo se relaciona con los acontecimientos políticos del pasado y movilizaciones civiles/políticas en Armenia?

¿Quiénes son los Sasna Dzrer?
La mayoría de los hombres del grupo de Sasna Dzrer implicados en el asedio son miembros, simpatizantes o vinculados con el grupo Parlamento Fundador. Parlamento Fundador, anteriormente conocido como el movimiento Pre-Parlamento, surgió del movimiento Sardarapat en 2012. Desde entonces, ha convocado a un cambio de régimen y la renuncia de Serge Sargsyán.
Mientras que Parlamento Fundador incluye a personas de diferentes ámbitos y de diversos orígenes profesionales, muchos de los Sasna Dzrer son ex soldados, o como se les conoce localmente, "luchadores por la libertad" (azadamardikner) que combatieron en la primera guerra de Karabaj en la década de 1990. Jirair Sefilyán, uno de los creadores de Parlamento Fundador, fue encarcelado por las autoridades el 23 de junio de 2016 bajo los cargos de adquisición ilegal, el transporte y el almacenamiento de armas. Sefilyán es un armenio de origen libanés que se mudó a Armenia hace más de 20 años y fue un comandante militar en la guerra de Karabagh. Mientras que ha vivido en Armenia durante más de dos décadas, su solicitud de ciudadanía armenia ha sido rechazada sistemáticamente.
A la par de más de noventa activistas de la sociedad civil y políticos, mi equipo de investigación y yo entrevistamos a Jirair Sefilyán como parte de la investigación sobre la sociedad civil y los movimientos sociales en Armenia (2011 - 2015). Por lo tanto, tengo conocimiento de primera mano de sus puntos de vista sobre la situación política en Armenia y el papel de la actividad política y ciudadana. Sin embargo, dado que todas nuestras entrevistas se llevaron a cabo de acuerdo con las normas éticas de la LSE de garantizar el anonimato de los encuestados, no es posible que yo lo cite aquí.
Dicho esto, puedo identificar algunas de esas mismas ideas reflejadas en sus discursos públicos. Sefilyan siempre ha sido sincero en sus críticas a las autoridades y con frecuencia ha pedido un cambio de régimen. Junto con su equipo en Parlamento Fundador ha organizado manifestaciones y protestas en ese sentido. Después de un mitín realizado el 4 de mayo de 2015, Sefilyán fue detenido junto con otros miembros de Parlamento Fundador, Gareguín Chukaszyán, Varuzhán Avetisyán, Pavel Manukyán y Gevorg Safaryán.
En respuesta a estas detenciones, el 6 de mayo de 2015 Human Rights Watch emitió un comunicado en el que "expresa la preocupación de que los miembros de Parlamento Fundador eran perseguidos por sus creencias políticas y afiliación pacífica y que los cargos estaban destinados a interferir con su derecho a la la libertad de pensamiento, de expresión y de reunión, protegidos en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Convenio Europeo de Derechos Humanos, en los que Armenia es una de las partes. "
El comunicado continúa diciendo que el folleto y la publicidad del Parlamento Fundación para la movilización convocaban a la "desobediencia civil y el cambio político pacífico". Dos de los cinco, Sefilyán y Safaryán, están actualmente encarcelados, el paradero de Chukaszyán se desconoce, y Avetisyán y Manukyán están involucrados en el cerco de Sasna Dzrer en la comisaría de Erebuní. Vale la pena señalar que la más reciente marcha pacífica organizada por la liberación de Sefilyan y Safaryan tuvo lugar en Ereván el 7 de julio de 2016.

Simbolismo y significantes
El nombre Sasná Dzrer proviene de la epopeya armenia "Los temerarios de Sasún", cuyos orígenes se remontan a los siglos VIII-X.
La épica cuenta la historia de cómo cuatro generaciones de hombres de una familia legendaria, que incluía a los hermanos Sanasar y Baltasar, Gran Mher, David de Sasún y Pequeño Mher, se levantaron contra la dominación despótica para liberar a los armenios. La historia es muy popular en la cultura armenia y los héroes de la epopeya son guerreros temerarios, que también son un poco "alocados" (dzur), de ahí el nombre dzrer. Al invocar este apodo, el grupo ha elegido un nombre que está lleno de simbolismo e impregnado de significado. Proclamando a sí mismos Sasná Dzrer de los últimos días, se proponen trazar lazos con la herencia del pasado de Armenia de las luchas de liberación y quizás también legitimar su uso de las armas.
Mientras que los armenios han llevado la cuestión a Facebook para debatir si los Sasna Dzrer son héroes o terroristas, si damos un paso atrás, ¿no podemos decir que estos hombres parecen personificar el estereotipo del hombre ideal o real en la sociedad armenia?
De acuerdo con el estereotipo, un hombre armenio real es el protector y defensor (hiper)-masculinizado, heterosexual e intrépido de los débiles (léase, mujeres, niños y ancianos). Después de haber promovido durante mucho tiempo este estereotipo, no ha sido tan fácil para las autoridades desacreditar a este grupo de hombres como lo hicieron cuando criticaron a los defensores de los derechos humanos o de la comunidad LGBT y feminista.
Mientras que el primero utiliza el lenguaje del nacionalismo y del orgullo nacional, estos últimos, quienes hablan de los derechos humanos y de la democracia, a menudo son presentados por las autoridades y los medios de comunicación armenios como "comedores de subvenciones" que promueven los valores extranjeros y las normas occidentales.

Contextualización del asedio
En los últimos seis años ha habido una serie de iniciativas cívicas en Armenia que han exigido una mayor democracia y justicia, desafiando lo que ven como el régimen oligárquico reinante y criticando los abusos de derechos humanos y del estado de derecho. Estas protestas y movilizaciones cívicas de los últimos años han sido sobre la minería y el medio ambiente, el secuestro de los espacios públicos para la empresa privada, las alzas en las tarifas de electricidad y el transporte, la privatización de las pensiones, etc.
Las iniciativas cívicas han ganado victorias simbólicamente significativas pero aisladas. Por otra parte, debido a la postura abiertamente anti- o apolítica de algunos activistas, en general estos movimientos han hecho poco para alterar las desigualdades estructurales y los patrones de gobernabilidad en el país. Hoy en día el 35% de los armenios viven por debajo del umbral de la pobreza y hay una amplia desigualdad de ingresos, ya que los oligarcas continúan gobernando con impunidad y violencia.
Al leer la declaración del grupo y al ver los videos de entrevistas publicadas por el diputado de la  oposición Nikol Pashinyán, uno escucha algunas demandas de Sasná Dzrer similares a las planteadas anteriormente por activistas pacíficos, democráticos y de derechos.
Por ejemplo, la declaración de Sasná Dzrer termina con las siguientes frases: "Ha llegado el momento de la libertad, la dignidad, la justicia y los derechos. Somos los dueños de nuestro país". La última frase ("Somos los dueños de nuestro país") fue acuñada y popularizada por jóvenes activistas cívicos. Este último habló de la democracia y los derechos humanos, pero estos discursos han sido los grandes ausentes en los discursos y entrevistas (por lo menos en los publicados) de los miembros de Sasná Dzrer.
Al tiempo que rechazan firmemente el uso de la violencia y de las armas, a juzgar por las conversaciones en Facebook, parece que algunos activistas pro-democracia y de derechos humanos sostienen que ellos puedan entender la frustración y la ira que guían a los hombres. Esto es en parte porque ellos mismos se han enfrentado a autoridades y funcionarios insensibles y coercitivos. El 19 de julio un grupo de la ONG de derechos humanos de Human Rights House Armenia publicó una declaración condenando el uso de la fuerza, el arresto y la detención de "ciudadanos pacíficos" que se habían reunido en las calles y plazas de Ereván. La urgencia de una situación política pacífica indicó que el uso de la fuerza por cualquiera de las partes "es inaceptable".
Cuando mi equipo de investigación y yo analizamos las protestas que surgieron en Armenia y en el mundo desde 2011, se analizaron las demandas, las motivaciones y las consignas de los diferentes movimientos. Se encontró que la dignidad, la justicia social y la democracia eran compartidas ampliamente por los objetivos en los movimientos de todo el mundo, desde la plaza Tahrir a la plaza Syntagma.
Pero también descubrimos que las protestas habían fracasado en gran medida en el logro de sus objetivos y a menudo se encontraron con gobiernos insensibles que a veces reaccionaron con la violencia, la coerción, la penalización y criminalización de la protesta, y la marginación de las demandas de la oposición.
Los científicos sociales han analizado extensamente los movimientos y movilizaciones sociales, tanto pacíficos y violentos, para entender por qué este tipo de eventos se producen y cómo se desarrollan con el tiempo. Han encontrado que en las décadas pasadas, como en la actualidad, los movimientos eligen diferentes tácticas y estrategias. La violencia no es más que una de ellas.
La pregunta que queda es por qué este grupo de hombres optó por utilizar la violencia en este momento particular y lo más importante, ¿cuáles serán las consecuencias de esta acción violenta para aquellos que están luchando para crear un mundo armenio más democrático, pacífico y justo? 

"Open Democracy" (opendemocracy.net), 19 de julio de 2016

No comments:

Post a Comment